Ignasi Aballí / Alberto Peral. Ver visiones / Entornado. Galería Estrany De la Mota / Galería + R, Barcelona

IMG_8136   IMG_8173

IMG_8160

Lo primero que hice fue ir a ver la exposición de Ignasi Aballí titulada Veure Visions y presentada en la Galería Estrany de la Mota de Barcelona. Aunque se crea que, para mí, no existen más artistas (por aquello de que he escrito sobre su obra en más de una ocasión…) me voy a permitir la libertad de apuntar cinco cosas acerca de esta exposición:

1.- que está muy bien y que, tanto por lo que muestra como por lo que esconde, vale la pena sumergirse en ella. Un rato, dos o los que sea necesario.

2.- que está formada por obras en video, dos campanas de cristal del s.XIX sobre una peana, cuatro fotografías de tamaño medio y una estimulante serie de pequeños collages en dípticos que, además de dar mucho que pensar, nos sitúan en un intersticio, es decir, entre ese vaso medio vacío y medio lleno de toda la vida

3.- que el núcleo en torno al cual gira la exposición está “en un lugar donde la visión se inquieta”, es decir, en los límites del campo visual, o sea, donde lo único que se puede hacer es vagar por los márgenes

4.- que todas, absolutamente todas las visiones de esta exposición, se hallan en el límite entre la realidad y la ficción, entre lo que se ve y no se ve, entre lo que es y no. O sea, a-punto-de-ser-pero-sin-acabar-de-serlo

5.- y que la sensación que le queda a uno después de ver esta serie de visiones es que ha asistido a una representación en la que el tiempo ha permanecido suspendido. Como justo antes de que ocurriera algo. Algo que, por otra parte, tampoco se sabe cuándo empezó. Porque apenas importa. Porque no se trata de una narración.

Porque el loop o el eterno retorno o el tiempo dilatado hasta el infinito es lo que marca la diferencia entre esta exposición y un libro. Como también entre esta exposición y una película. Porque rompe cualquier atisbo de narratividad en pro de ese momento en el que el significado de las cosas depende del lugar hacia el cual se decantan. Y que nunca termina de hacerlo. Porque de lo que se trata es de permanecer. Y quedar anclado a un límite imperecedero, a un entre-dos. Quizás el que separa lo que es de lo que se imagina, la cordura de la locura, la luz de la oscuridad. O sea, lo que se halla en el límite de nuestras propias vidas.

IMG_6764

IMG_6766  IMG_6744

Lo segundo que hice fue ir a ver la exposición de Alberto Peral, titulada Entornado y presentada en la Galería + R de Barcelona. No quisiera exagerar si digo que desde que conozco el trabajo de Alberto Peral, creo que nunca me ha impactado tanto como la primera vez que lo vi. Es decir, desde el día que entendí que el consumo de su obra no iba a ser a la manera de un atracón sino al ritmo de una producción lenta, pausada, meditada, basada en la selección de materiales, construida sobre la base de los diálogos que mantienen con el artista, materializado en las formas que resultaran de todo ello y caracterizado por esa manera de ser y estar como a mitad de camino, en equilibrio, antes de abrirse, a punto de cerrarse. O sea: entornado. En el punto que se requiere para despertar la curiosidad del espectador.

Por ello y desde entonces siempre he querido curiosear. En su obra.

IMG_6750  IMG_6749

Sobre la exposición que ahora presenta también me gustaría apuntar cinco cosas:

1.- que está muy bien y que, tanto por lo que muestra como por lo que esconde, vale la pena sumergirse en ella. Un rato, dos o los que sea necesario

2.- que la exposición está formada por esculturas realizadas en materiales tan diversos como el papel fotográfico, el tubo de metal, la piedra, el cristal o la pared-de-galería. De forma que hasta lo más plano, es susceptible de albergar un volumen, una forma y, por lo tanto, de crear ese espacio que se necesita para dialogar con el del espectador

3.- que el hecho de que todo se englobe bajo la palabra entornado hace que nos acerquemos a la exposición tanto por aquello que muestra como por la razón de dónde surgen unas obras que, si lo son, es por obra y gracia de un momento que, por mucho que queramos, no se puede precisar. Porque es abstracto, es decir, nacido en un intersticio. O en aquel margen por el que las cosas están destinadas a vagar

4.- que todas, absolutamente todas las obras de la exposición, están sometidas a la tiranía de una forma que las obliga a mantener con la intuición una lucha peculiar. Quizás como la de aquellos esclavos de Miguel Ángel arrancándose de un bloque de piedra. Eso sí, salvando todas las distancias…

5.- y que la sensación que le queda a uno tras ver esta exposición es que ha asistido a un concierto dirigido por el silencio y el vacio. Aquellos por los que la materia ha revelado su ductilidad. Sea piedra o cristal o pared o metal.

 

IMG_6769  IMG_8140

Una vez vistas las dos exposiciones, en mi memoria quedaron asociadas. Y es que si tanto desde el punto de vista conceptual como formal, ambas muestras son muy distintas, hay algo en ellas que las une inexorablemente. Y me refiero a nivel de piel. Aunque también podría ser por su modo de apelar a la sensibilidad, a la honestidad, al modo de dialogar con el material, al trato que dispensan al entorno, a su modo de hablar con el espacio, al aura que desprenden o a esa proximidad y familiaridad que nos acerca a ellas aún sin haberlas visto. Todavía.

Y tras darle unas vueltas a la cuestión, las preguntas que me asaltan también son cinco:

1.- ¿será el modo de situarse entre una cosa y otra?
– entre la grieta de una pared y la fotografía de esta grieta ocupando su lugar (Aballí)
– entre una roca informal y el principio de una forma (Peral)

IMG_6763  IMG_8146

2.- ¿será la honestidad de quien sabe desde dónde habla?
– desde el ámbito de la pintura (Aballí)
– desde el ámbito de la escultura (Peral)

IMG_6756  IMG_8145

3.- ¿será el modo de invitar a reflexionar desde la más absoluta simplicidad?
– acerca de la resistencia al tiempo desde la fragilidad de un cristal (Aballí)
– sintetizando la percepción del mundo tras la forma de un triángulo o una esfera (Peral)

IMG_6759  IMG_8148

4.- ¿será la proximidad con que se percibe lo que surge de lo más hondo de un pensamiento ajeno?
– enmarcando el espacio en una obra (Aballí)
– abriendo el espacio en una obra (Peral)

IMG_6761  IMG_8144

5.- o bien ¿será la escucha a la que invitan hablando siempre en voz baja, de modo casi imperceptible y sin embargo certero?
– con la claridad de pocas palabras (Aballí)
– con la claridad de formas simples (Peral)

IMG_6759  IMG_8139

Pues la verdad es que no tengo ni idea. Lo único que sé es que después de ver las dos exposiciones, en mi memoria siguen asociadas.

Y aunque no sepa explicarlo, estoy seguro que se debe a algo.

 

Más información (Galería Estrany De la Mota)

Más información (Galería Maserre)

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s